Cazadores de sombras: Ciudad de ceniza

Siempre he pensado que el amor te vuelve estúpido. Te hace débil, un mal cazador de sombras. Amar es destruir. Yo creía eso. Pensaba que ser guerrero significaba que no te importase nada. Y entonces te conocí. Y entonces vi lo mucho que amabas a tu madre y a Simón. El amor no te volvía débil, te volvía más fuerte que cualquiera que hubiera conocido nunca. Y comprendí que el débil era yo.

Imagen

Los Juegos del Hambre: En Llamas

  • Nadie nos molesta. Hacia el final de la tarde, estoy tumbada con la cabeza en el regazo de Peeta, haciendo una corona de flores mientras él juguetea con mi pelo, alegando que está practicando sus nudos. Después de un rato, sus manos se quedan quietas.

― ¿Qué? ― Pregunto.

― Desearía poder congelar este momento, justo aquí, justo ahora, y vivir en él para siempre.

Normalmente este tipo de comentario, el tipo que insinúa su amor inmortal por mí, me hace sentir culpable y horrible. Pero me siento tan cálida y relajada y tan por encima de toda preocupación por un futuro que nunca tendré, que dejo que se escape la palabra:

― Vale.

Puedo oír la sonrisa en su voz.

― ¿Entonces lo permitirás?

― Lo permitiré.

Imagen

La distancia de los corazones

Un día, Meher Baba preguntó a sus mandalíes:
– ¿Por qué las personas se gritan cuando están enojadas?
Los hombres pensaron durante unos momentos.
– Porque pierden la calma- dijo uno-, por eso se gritan.
– Pero, ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? –preguntó Baba-. ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿por qué gritas a una persona cuando estás enojado?
Los hombres dieron algunas otras respuestas, pero ninguna de ellas satisfacía al maestro Meher Baba. Finalmente, él explicó:
– Cuando dos personas están enojadas y discuten, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esta distancia, deben gritar para poder escucharse. Mientras más enojadas estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse la una a la otra a través de esa gran distancia.
Luego, Baba preguntó:
– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Pues que no se gritan, sino que se hablan suavemente, ¿por qué?… Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellas es muy pequeña.
Los discípulos lo escuchaban absortos y Meher Baba continuó:- Cuando se enamoran más aún, ¿qué sucede? Los enamorados no hablan, sólo susurran y se acercan más en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es, observad lo cerca que están dos personas que se aman. Así pues, cuando discutáis, no dejéis que vuestros corazones se alejen, no digáis palabras que los distancien más. Llegará un día en que la distancia será tanta que ya no encontrareis el camino de regreso.