El Sol y la Luna

“Cuenta una leyenda china la historia de dos amantes que jamás logran reunirse. Se llaman Noche y Día. En las horas mágicas del atardecer y el amanecer los amantes se rozan y están a punto de encontrarse, pero nunca sucede. Dicen que si prestas atención puedes escuchar sus lamentos y ver el cielo teñirse del rojo de su rabia. La leyenda afirma que los dioses tuvieron a bien concederles algún instante de felicidad y por eso crearon los eclipses, durante los cuales los amantes logran reunirse y hacer el amor.”

 

 
Anuncios

Cazadores de sombras: Ciudad de ceniza

Siempre he pensado que el amor te vuelve estúpido. Te hace débil, un mal cazador de sombras. Amar es destruir. Yo creía eso. Pensaba que ser guerrero significaba que no te importase nada. Y entonces te conocí. Y entonces vi lo mucho que amabas a tu madre y a Simón. El amor no te volvía débil, te volvía más fuerte que cualquiera que hubiera conocido nunca. Y comprendí que el débil era yo.

Imagen

Los Juegos del Hambre: En Llamas

  • Nadie nos molesta. Hacia el final de la tarde, estoy tumbada con la cabeza en el regazo de Peeta, haciendo una corona de flores mientras él juguetea con mi pelo, alegando que está practicando sus nudos. Después de un rato, sus manos se quedan quietas.

― ¿Qué? ― Pregunto.

― Desearía poder congelar este momento, justo aquí, justo ahora, y vivir en él para siempre.

Normalmente este tipo de comentario, el tipo que insinúa su amor inmortal por mí, me hace sentir culpable y horrible. Pero me siento tan cálida y relajada y tan por encima de toda preocupación por un futuro que nunca tendré, que dejo que se escape la palabra:

― Vale.

Puedo oír la sonrisa en su voz.

― ¿Entonces lo permitirás?

― Lo permitiré.

Imagen